El masaje holístico considera al cuerpo como una sola unidad física, mental y emocional, que, mediante la combinación de ciertas técnicas logrando reducir la tensión, dolor muscular y transmitir a través del contacto terapéutico sensaciones y emociones como tranquilidad, descanso y equilibrio.